EL FRÍO ANOCHECER DE LOS ESPEJOS

EL FRÍO ANOCHECER DE LOS ESPEJOS

Hay novelas que marcan tendencias, hay historias que inspiran a una generación, y hay libros que definen un nuevo género. En El frío anochecer de los espejos José Manuel García-Otero vuelve a romper el molde de la novela negra y el thriller en español para echar abajo las convenciones que marcan los estamentos y entregarnos una obra maestra en la que las emociones de sus personajes, impecablemente desarrollados, transpiran con una fuerza que hará difícil encontrar un pasaje en el que descansar de nuestra lectura.
Santiago Cruz, un policía madrileño, conocedor de que sus horas están contadas por una enfermedad que le devora por dentro y que un día levanta la mirada en el espejo para encontrarse con los ojos de un extraño. Wilson Lupianez, un trabajador colombiano huyendo de la violencia de su entorno para buscar un nuevo principio y cuyo pasado no está dispuesto a dejarlo escapar tan fácilmente. Martin Alberti, un hombre que, tras haber tirado la toalla para esperar el fin de sus días, encuentra, quizás demasiado tarde, una nueva razón para vivir. José Manuel García-Otero va desgranando poco a poco un caleidoscopio de personajes e historias aparentemente aislados pero que, como la vida misma, terminan encontrándose y sufriendo las consecuencias de sus decisiones y circunstancias para concluir en una encrucijada de violencia, pasiones y redención.
José Manuel García-Otero reinventa el género. Su uso magistral de las voces internas de cada personaje nos muestra la realidad descarnada que todos llevamos enterrada en nuestras entrañas. La lucha entre el paladín y el villano, nuestros ángeles y nuestros demonios, quienes queremos ser, y quienes realmente somos. Las respuestas, igual que las apariencias, rara vez son lo que parecen, o las que nos gustaría que fueran.