Dreams, el tablero de los sueños (Isarois), de Nchaso Bekari, se presenta este miércoles en Madrid

Uno abre el libro Dreams, el tablero de los sueños (Isarois), bucea en sus páginas y queda como si un genio recién salido de su lámpara le hubiera inoculado en las venas vitamina mágica. La culpa la tiene un m

ago de piel morena que se llama Óscar Andrés y se apellida Nchaso Bekari. Después bicheas en su extenso currículo y comienzas a llegar a una conclusión palmaria. Es un profesional del lenguaje, que ha hecho de la combinación de palabras y letras un arte. El paridor, por así decirlo, de Dreams, el tablero de los sueños (Isarois) (obra que será presentada el sábado, 23 de marzo, a las 19:30, en la Galería de Mamah África, en la calle Conde Duque, 48. 28015 Madrid), domina con maestría el viejo arte de los grandes escritores. Está en ese camino.

Llovió otro tanto y Steve Jobs plantó el árbol de la tercera manzana. Entonces los días eran más soleados y su amor ya veía sombras de luz. Ella seguía aceptando ser su esposa; a veces en ritos musulmanes, otras veces con ritos de otras creencias, tantas diferentes, que Tyassö desconocía… Se escribe en el libro, una maravillosa alegoría de la pelea entre el bien y el mal, donde cabe el amor y el amor se adueña de la epidermis del lector o eso pretende. Juegos de palabras, figuraciones, herramientas que maneja Nchaso con increíble habilidad y te prende o te ensarta con la aguja que portan los genios.

Perdóname. Perdóname, perdóname por ser imperfecto. Perdóname por ser perfectamente imperfecto. Debí tomar la derecha, pero seguí todo recto, y si es incorrecto amarte quiero que seas tú quién señale mi defecto. Y la sonrisa le brota a uno como una semilla salvaje que el corazón te envía. Óscar Andrés, que es doble licenciado en Economía y Comercio Internacional e Inglés, con Máster en Administración, Dirección y Organización de Empresas, traduce en varios idiomas, entre ellos, chino, inglés, francés, ruso y español. Alguien que maneja los hilos de la comunicación con una facilidad pasmosa. Alguien que, a través Dreams, el tablero de los sueños (Isarois), te ha disparado al corazón y tú te has quedado sin poder de reacción. Solo quieres un poco más de sus sueños. Y esperas como agua de mayo la siguiente entrega.

@butacondelgarci