Nunca miras el lado bueno de las cosas

Por en
195
Nunca miras el lado bueno de las cosas

Echas la vista a los periódicos y los titulares vomitan brotes de carne cruda y la espesura trágica de pesimismo que sale de una licuadora. Es la realidad palpable de un país que se desangra entre mirar atrás y mirar al frente, porque tenemos la certeza de que nunca mira el lado bueno de las cosas.

En esta realidad tan espinada no levantes la cabeza, porque las cuchillas del viento segarán tus dudas y te dejarán en la nada más desoladora; un vacío que asfixia y nos consume pues el aire lo exportaron y dejaron sin color la tierra que pisamos.

No busques en los cajones ningún síntoma de humanidad, porque solo encontrarás retales de melancolía y papeles que una vez dijeron que existías y ahora esperan a que el fuego los hunda en el olvido.

En estos días de lunas asustadas y un sol que abrasa, se acuñan palabras dominantes y frases disfrazadas de Arlequín. La igualdad es un madelman con las piernas rotas, la seguridad social es una caja sin tornillos y la injusticia un guardia jurado con sueños de verdugo. Todos quieren ejercer de capitán pirata en esta tierra de mares revueltos y perros con hambre voraz por comer carne de perro.

La verdad se ha escondido cuando más lo necesitas, cuando quieres saber si los sueños existen o son parte de una realidad virtual que nos oprime. La verdad no sabe dónde mirar porque todo contamina y nadie quiere ver el lado bueno de las cosas.

@Butacondelgarci

54321
(0 votes. Average 0 of 5)
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *